CONAF resalta la asociatividad de pequeños y medianos propietarios forestales como factor de desarrollo

Cerca de 200 personas ligadas al ámbito forestal del país se dieron cita este miércoles en Concepción para participar en el seminario “Plantaciones forestales en el nuevo ciclo de desarrollo forestal”, organizado por el Instituto Forestal, INFOR. El propósito del encuentro es generar un espacio de reflexión, en el marco de investigación, desarrollo e innovación (I+D+i), respecto del desarrollo de las plantaciones forestales al enfrentar un nuevo ciclo, considerando las propuestas de la Política Forestal 2015-2035 en un contexto de cambio climático, demandas socioculturales, económicas y ambientales.

 

El encuentro contó con la presencia del Intendente del Biobío, Rodrigo Díaz Wörner; el director ejecutivo de INFOR, Fernando Rosselot Téllez; el director ejecutivo de la Corporación Nacional Forestal, CONAF, Aarón Caavieres Cancino; el seremi de Agricultura (S), Sergio Valdés Valenzuela; y el gerente de la sede Biobío de INFOR, Álvaro Sotomayor Garretón; además de representantes del mundo académico, empresarial, y pequeños y medianos propietarios de bosques.

 

En la oportunidad, el Director Ejecutivo de CONAF, quien estuvo a cargo de la primera exposición, se refirió a las plantaciones forestales con una mirada desde otra perspectiva. Indicó que como este seminario busca pensar las plantaciones en un nuevo ciclo de desarrollo, para abordar ese tema  era necesario señalar cómo estaban las plantaciones, qué mirada había hoy de parte de la sociedad y cómo podían aportar al desarrollo. Todo aquello, precisó, está cruzado por las expectativas. Hay un conjunto de ellas que se han cumplido respecto del rol que han tenido las plantaciones forestales en el desarrollo, pero hay otras que no. Dentro de las cumplidas está el desarrollo económico, la productividad y el empleo. Sin embargo, a la vez sucede que una de las grandes expectativas que había, y que era el que fueran un factor de desarrollo para la pequeña y mediana propiedad, que generaría mejores ingresos para ellos a partir de las plantaciones, y por esa vía iban a tener mayor bienestar, no está cumplida. “Lo mismo sucede con las observaciones que hay y que son de diversa índole, respecto del impacto de las plantaciones en la naturaleza; hay aportes, pero también hay vacíos importantes”, indicó.

En ese marco, es que el directivo planteó la necesidad de ver estos temas hacia el futuro. En particular, señaló que los temas críticos son el aporte al bienestar que pueden hacer las plantaciones, también la productividad, la inclusividad que se puede tener al manejar las plantaciones y, además, los temas de aportes a la conservación de la naturaleza.

 

“Desarrollé mucho más el tema del aporte al bienestar, porque pienso que es crítico. Las plantaciones van a ser legitimadas en la medida que respondan a estas expectativas, y la principal es si aportan al bienestar de los pequeños y medianos propietarios. Mi visión es que, si uno mira hacia atrás, tiene que darse cuenta que es necesario cambiar el modelo que tenemos hoy, porque no es posible pensar en tener productores individuales de bosques pequeños, porque el sector forestal es de economía de escala. Por lo tanto, lo que hemos hecho tiene que ser diferente, debemos tener un sistema más asociativo, para que los actores forestales, ya sean pequeños o medianos, se constituyan, como es el caso de Finlandia, donde los pequeños y medianos generan casi el 86% de la producción maderera del país, lo que los ha llevado a ser una potencia forestal”, puntualizó el director ejecutivo de CONAF.

 

Incendios Forestales

 

En lo que respecta a la temporada de mayor ocurrencia de incendios forestales que se avecina, el directivo dijo que considerando el comportamiento de los incendios durante el verano pasado, los cuales en un gran porcentaje se registraron cerca de asentamientos humanos, indicó que “es necesario tener la capacidad para modificar nuestro patrón de trabajo y tener dos grandes modelos de trabajo en incendios. Por un lado, continuar con las brigadas clásicas, es decir aquellas que enfrentan los incendios de vegetación como todos las conocen. Y por otro lado, contar con brigadas adaptadas a proteger el entorno de las viviendas”.

 

En ese sentido, agregó el director ejecutivo de CONAF, “hemos desarrollado dos iniciativas. Una de ellas son las brigadas de protección de viviendas, que son brigadas más livianas que las clásicas; me refiero a pequeños números de personas, con vehículo de doble tracción y con capacidad de transportar retardante o sólo agua, según sea la necesidad. Y en segundo lugar, brigadas nocturnas, que son importantes para este tipo de circunstancias. Y es que nos hemos encontrado con que los incendios se propagan a una velocidad mucho más alta que la inicial, entonces es aquí donde la prevención adquiere otra dimensión. Lo ideal es no tener incendios forestales, pero eso es tarea de todos, del Estado y de la comunidad”.

Share

Sitio web optimizado por: SEO Valencia
Plugin Modo Mantenimiento patrocinado por: Plugin WordPress Maintenance